jueves, 29 de mayo de 2008

La civilización hace primer contacto con tribú salvaje del Amazonas

El sueño de los antropólogos de hace un siglo perdura. En las intricaciones de esa selva devastada que acoge tesoros de la economía global, aún permanece lo virginal. Lo virginal ¿caníbal? y violento, según la subjetividad anaranjada de las fotos tomadas por la organización Survival International. Como aquel film de un niño mágico en el bosque del norte que le dispara ingenuamente a la luna para obtener una perla: los aborígenes le disparan al helícoptero intruso. Recuerdos del lugar dónde sueñan las hórmigas verdes de Werner Herzog. Tal vez está tribú efectuá una labor guardiana, que equilibra el estado del planeta o vigila alguna de las 13 calveras de cristal. ¿Quién sabe? Lo que sí es que probablemente hacen bien al resistir la entrada de esos alienígenas colombinos (nosotros) que casi inevitablemente buscan convertirlos a una extraña religión cuyo dios principal busca destruir a su diosa.

Leer el artículo de la agencia EFE sobre está tribú en la frontera de Perú y Brazil.
 
Free counter and web stats