miércoles, 29 de octubre de 2008

El hombre leopardo deja vida salvaje




El llamado hombre leopardo ha decidido dejar su modo de vida salvaje a cambio de una acogedora casa en tierra firme. Tom Leppard, el hombre que se tatuó por completo los místicos patrones del leopardo, y que hasta hace poco fuera el hombre más tatuado del mundo, reconoció que a sus 73 años ya no puede mantener su estilo de vida.

Por 20 años, vivió en un islote cercano a la localidad de Skye, Escocia bajo un techo improvisado con deshechos plásticos, sin electricidad, ni muebles, niningún tipo de ‘comodidad’ moderna; cocinaba en una estufa de gas y dormía sobre un pedazo de espuma industrial. Una vez a la semana viajaba en canoa a tierra firme para abastecerse de comida y un periódico.



Ahora, en su casa de Broadford, poco a poco se acostumbra a la vida dentro de cuatro paredes a su sillón piel (sintética) y a la cocina integral. Agradece tener que caminar por sus abastos en vez de remar, y se congratula de su capacidad de adaptación a todas las circunstancias que aprendió desde su paso por el ejército.

Muchos tratan de quitar valía a su esfuerzo ascético al mencionar su experiencia y conocimientos adquiridos como soldado de las fuerzas especiales. Aún así, sin importar sus antecedentes en las fuerzas castrenses, nosotros creemos en los hombres que confían en la escritura sagrada del leopardo, y se tatúan el cuerpo con ella; más aún si deciden alejarse por veinte años del ruido mundanal buscando la coincidencia perfecta entre su piel y las estrellas.

¡Enhorabuena Tommy! Raramour te desea descanso y paz en tu nueva vida.
 
Free counter and web stats