martes, 2 de septiembre de 2008

Artista danés alimentará peces con cadaver de convicto


El llamado ‘niño malo del arte danés’ Marco Evaristti ha logrado convencer al convicto, Gene Hathorn, de ceder su cuerpo para una instalación después de ser ejecutado, de acuerdo a la sentencia de muerte que carga desde 1985. Hathorn fue sentenciado por asesinar a su padre, a su madrastra y a su hermanastro en dicho.

Evarissti, famoso por otras instalaciones con soportes políticos como aquella de 2004 donde tiñó completamente un iceberg de rojo, definió así su proyecto al Art Newspaper:“Mi intención es congelar el cuerpo de Gene y después convertirlo en comida para peces. Aquellos que visten la exposición podrán alimentar a los peces dorados con ella.”

En la instalación es ostensible la postura crítica ante la pena de muerte y se inserta en un proyecto más grande. Este, tuvo su primer antecedente con el diseño de ropas especiales para que los convictos sentenciados a muerte utilizaran el día de su ejecución.

Via: The Guardian
 
Free counter and web stats